Contacto


Teléfono:

Email:

Web:

Según este criterio, podemos encontrarnos diferentes tipos de deficiencias auditivas:

  • Hereditarias
  • Prenatales: derivadas por determinados tóxicos, infecciones, (principalmente la rubéola) y trastornos metabólicos o de otra naturaleza que actúan durante el embarazo, provocando lesiones en el sistema auditivo del embrión o del feto.
  • Perinatales: las causas más frecuentes son la anoxia (falta casi total de oxígeno en el tejido uterino), la hiperbilirrubinemia (generalmente ocasionada por incompatibilidad del factor Rh) y el trauma obstétrico.
  • Postnatales: los factores que pueden originarlas son las infecciones (como meningitis, parotiditis o sarampión), las intoxicaciones por ototóxicos (antibióticos, salicilatos o antineoplásicos, entre otros), los traumatismos craneales, las otitis medias crónicas y las enfermedades del oído interno.